Denise

IMG_2308

Recuerdo que mi mama y mi papá juntitos se sentaron en la cama y me dijeron, “Vamos a leer un libro hijita, vamos hablar del VIH”. Los dos eran profesores así que habían sido capacitados por el IDH y CIES sobre el tema de la sexualidad y el VIH. Es por eso también que se enteraron de la ExpoSida ya que llevaban a sus estudiantes y a mi cada año.

En primero y medio me di cuenta que me gustaban las mujeres y me descubrí y me auto identifiqué como lesbiana. Pero pues yo me creía así como la única lesbiana en todo el mundo. Si la única. Y justo esa época mi mamá me llevó a la ExpoSida.

Y recuerdo que entro los stands vi un stand donde había chicos trans. Y yo decía, ¿qué es esto? ¿No me digas que son los gays? Yo no sabía del tema trans pero sí del tema de gays y para mi eran gays a pesar de que estaban transformados. Y era “WOW” y me acerque y no les dije nada pero estaba súper impresionada. Por la noche estaban haciendo juegos los del IDH y estaba yo emocionada de querer ir a ver. Después de distraer a mi mama, volví pero ya no había nadie en ese stand.

Como en ese tiempo me había descubierto como lesbiana y mi familia se enteró entonces yo no podía salir de mi casa sin permiso. Pero yo quería ir otra vez a la ExpoSida al stand que había visto el día anterior. Quería hacerles preguntas a los chicos gays y sentir apoyo y saber que hay mas personas como yo.

Para poder ir le dije a mi mamá que iba a ir a comprar pan. Mi mama sospechaba que quería ir ha ver a mi novia y me dijo que no me tardara mucho. Entonces ya salí y lo primero que hice fue correr, así corrida olímpica para aprovechar cada segundo, a la ExpoSida. Había un montón de estudiantes y yo así buscando entre los stands y vi ese stand donde habían gays y los chicos les empezaron hacer preguntas y a tomarse fotos con ellos y así no.

Yo levanté mi mano desde atrás y pregunte “¿qué hago si mi papá y mi mamá nos prohíben vernos a mi y mi pareja que es mujer?”, así contándoles toda mi historia a los chicos gays y todos alrededor estaban bien sorprendidos pero para mi solamente éramos los chicos gays y yo. Me arriesgué a que estudiantes de mi mama o mi papa me reconocieran.

Ahí conocí a Ariel, quien me ofreció todo su apoyo y me aseguro que no era la única y que lo que estaba haciendo no estaba mal. Me dio su numero de teléfono y un abrazo. Recuerdo que lloré, creo por la emoción de felicidad y luego de nuevo hice la corrida olímpica al pan…creo que no compre pan. Mi mama me regaño por tanto que tarde.

Paso un buen tiempo antes de poderle llamar a este amigo ya que tenia problemas con mi familia y me controlaban el teléfono. Cuando se calmaron las cosas en casa le pude hablar. Me acuerdo que le dije quien era y me respondió con “Hola mamita, ¿ cómo estás bruja?”. Y así empezamos hablar, usualmente el me contaba de su novio y como el manejaba la situación en su casa, “como que saben pero no hablamos del tema pero igual me quieren”. Me empecé a sentir mas tranquila y así paso el tiempo, no le llamaba seguido pero si le llamaba.

El año siguiente en el 2009, el me dijo que había una marcha del orgullo gay que se hacia cada 28 de junio. Me invito a ir. Esa fue la primera vez que marche. Yo estaba feliz, llorando. Es como si hubiera vuelto a nacer ese día.

Después volví ir al ExpoSida, como siempre. Ahí conocí a otro chico gay. Me empezó a hablar y me invito a un grupo donde dijo que habían mas gays y lesbianas y donde me iba a sentir tranquila y feliz. Ese grupo se llama JTLU, Jóvenes Latinoamerican@s Unid@s en respuesta al VIH/SIDA.

Cuando fui descubrí que me había engañado porque el era el único gay. Bueno, realmente había otra chico gay y una chica bisexual. Y eso era todo. Siempre me hacen la burla porque recuerdan yo entre y dije, “¿Aquí hay lesbianas y hay gays. Aquí son?”. Ese día conocí a Gladis y me dijo “ven mamita, justo vamos a tener un tema sobre el VIH” y no se que. Ya fui y a partir de ahí fue mi voluntariado con JTLU hasta ahora.

¿Si tuvieras que contarle a alguien sobre como el IDH ha contribuido a un cambio personal o de la comunidad, que le dirías? 

Bueno como te digo no e estado muy consecuente con el IDH ni e sido voluntaria específica del IDH pero si ha tenido mucha importancia porque imaginaste si no hubiera tenido esta concentración de organizaciones en el ExpoSida probablemente nunca hubiera conocido a los chicos, nunca hubiera conocido a la JTLU.

Lo bonito del IDH es que tiene aliados. Trabaja en conjunto. No en una ONG separada. El IDH da ese espacio es mas abierto. Y nada para mi a sido muy importante. En ese libro que te decía “Diarios de la discriminación” son 36 testimonios y uno de ellos es el mío. Y ahí menciono al IDH porque para mi me parece muy importante el momento que los conocí. Y como te decía, de verdad es bonito, que puedan llegar a tanta gente. Porque tampoco es un grupito pequeño, ellos trabajan con colegios alrededor de todo Cochabamba. Espero que nunca se acabe y que siempre tenga estos espacios para sus aliados porque así van a tener una información mas integral sobre el tema de derechos sexuales y reproductivos.

Cuando conocí al IDH tenia 10 años porque recuerdo que mi mama me llevaba a la ExpoSida y así a los 11, 12, 13, 14, y así a todos los ExpoSidas. Este año si quiero ser voluntaria.

Agradezco el que el IDH por siempre hacer la ExpoSida porque si no hubiera conocido a estos compañeros.

Finalmente si no hubiera conocido al IDH no hubiera empezado mi activismo y incidencia política. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s